Arquitectura minúscula

Montaje intervención en callemuseo-calleesculturaactiva. MUDA ARQUITECTURA

Montaje intervención en callemuseo-calleesculturaactiva. MUDA ARQUITECTURA

Pablo Rey Medrano.
Mercedes Rodríguez Velado.
Federico Rodríguez Cerro.
Mª José Selgas Cáceres.
MUDA ARQUITECTURA.

La arquitectura y el urbanismo, en definitiva la ciudad, no sólo forman parte de nuestra vida como hechos físicos, también lo son como expresión de nuestra sociedad, nuestra forma de vivir y comportarnos en comunidad. Son hechos cotidianos, permanentes en nuestra vida, sobre los que debernos reflexionar conjuntamente.

Por este motivo es necesario que los niños y jóvenes que forman parte del presente y que representan el futuro en todos los aspectos, desarrollen su capacidad crítica y creativa sobre estos “hechos físicos”, sobre su entorno.

ARQUITECTURA minúscula. Taller individual y colectivo. MUDA ARQUITECTURA.

ARQUITECTURA minúscula. Taller individual y colectivo. MUDA ARQUITECTURA.

En este contexto, hemos comenzado a trabajar en el proyecto cultural y educativo, de carácter no formal, ARQUITECTURA minúscula, que persigue, mediante la observación de la arquitectura y la ciudad, la experimentación y el juego, crear un vínculo entre los niños y su entorno, y apoyarles en el desarrollo de nuevas capacidades que les permitan participar activa y críticamente en el presente y futuro del medio en el que viven.

ARQUITECTURA minúscula. Taller individual y colectivo. MUDA ARQUITECTURA.

Y para ello nos apoyamos en varios medios, recorridos urbanos, programas de participación infantil, talleres didácticos… como el realizado el pasado diciembre en Valladolid, dentro de la iniciativa “callemuseo, calleesculturaactiva” promovida por el Museo Nacional de Escultura, que ponía el énfasis en el uso del espacio urbano y la participación ciudadana.

Montaje intervención en callemuseo-calleesculturaactiva. MUDA ARQUITECTURA

En el taller, “mi, tu, nuestra casa…/mi, tu, nuestra ciudad…”, planteamos que la ciudad es la suma de acciones de muchos agentes y que, como ciudadanos, debemos participar conjuntamente en la transformación del espacio común, pero no sin antes reconocernos como individuos dentro de la sociedad, de la colectividad. Estableciendo un paralelismo con estos conceptos, la actividad comenzó con una fase individual, la personalización de una casa arquetípica, para luego pasar a lo colectivo a través de un juego: el puzzle. Y finalmente trabajar en equipo, definiendo los espacios vacíos, los espacios de relación entre las “casas”, desvinculándose de su pieza individual y “construyendo para todos”, para la ciudad.