Galeanas

Eduardo Galeano. Imagen de Mariela Marchi Moyano

Imagen: Mariela Marchi Moyano

Inevitables golosas,

que ni labráis como abejas,

ni brilláis cual mariposas;

pequeñitas, revoltosas,

vosotras, amigas viejas,

me evocáis todas las cosas.

Las Moscas. Antonio Machado

Maestro de la brevedad, de la síntesis, de la abstracción contenida. Desde Uruguay nos llega la noticia del fallecimiento de Eduardo Galeano, escritor y poeta, sembrador de palabras y de ideas en frasquitos, en dosis mínimas, cercanas, comprensibles, “pequeñitas, revoltosas” que diría Machado. El arte de la brevedad contiene una serie de reglas que Galeano dominaba como nadie. Sus microensayos se han adaptado al siglo XXI como pez en el agua, anillo al dedo o Pedro por su casa.

Tal es la deuda que tiene Márgenes de Arquitectura Social con Eduardo Galeano, que nuestros queridos hilos conductores, que en cada número de la revista introducen las experiencias, pasaron a llamarse Galeanas a partir del número 6: ¡Urb-gente! que publicamos en el segundo trimestre de 2013. Lástima que no llegamos a tiempo para contarle al maestro que su forma de escribir nos ha inspirado todos estos años. Vayan las Galeanas de este número como un sentido homenaje de todo el equipo de Márgenes, desde el otro lado del Atlántico.