Aliseda 18. Proceso ...

María Antonia Fernández Nieto. Jorge Gallego Sánchez-Torija. El proceso participativo de recuperación del espacio urbano degradado en Aliseda 18 ha sido promovido por la Asociación Paso a paso en Pan Bendito y el grupo de investigación [AAOO*] ARQUITECTURAS OCASIONALES de la Universidad...

Dando vida a lo abandonado

Agrupación SOSTRE  +  Asamblea 15M de Ciutat Vella i Botànic de València. Velluters es uno de los barrios históricos de la ciudad de Valencia que sufre cierta degradación, en parte provocada por los numerosos solares, de antiguos edificios derribados, que han permanecido en desuso durante años y que contribuyen al deterioro de la calidad de su vida urbana. La agrupación SOSTRE intervino en el barrio en 2009 con la petición de asesoramiento técnico por parte de la plataforma vecinal “Recuperem el Princesa, reviscolem el barri”. La colaboración se inició con el estudio de la situación urbanística del entorno y del...

Corrala de vecinas “La Utopía”

Pablo Alvero Baliña. La Corrala es diferente. Al menos, diferente a todo lo que hemos conocido aquí, en Sevilla. Ante la histórica controversia entre la okupación (más política, pero alejada de las clases populares) y la ocupación (como atención a una necesidad básica, pero nada reivindicativa), estas vecinas activistas reinventan modelos y conceptos. Y esto es así porque desde hace un año y medio (¡sólo un año y medio!) la ciudadanía ha aprendido que el mejor lugar al que acudir en busca de ayuda y apoyo es… la propia ciudadanía. Así, tras ese nombre tan inocente como revolucionario, en el 15-M se dan cita los mayores...

“Marie” en Berlín. U...

Mª Ángeles Orduña. “Marie” era en origen un solar de unos seis mil metros cuadrados que los vecinos reivindicaron como zona verde en el barrio de Prenzlauer Berg, concretamente en Marienburger Straße a finales de los años noventa. Estaba destinado a ser una nueva estación de...

Puerto Chico se mueve

Q-21 ARQUITECTURA Problemas sociales derivados de problemas arquitectónicos. La Colonia de Puerto Chico, se forma como barrio de Madrid en la década de los años sesenta. El gran proceso especulativo que se vivió en esa época generó una zona de elevada densidad, con 4.200 viviendas de superficies muy pequeñas (52 m² útiles) y construidas con materiales e instalaciones de escasa calidad. Cuarenta años después, los vecinos han rediseñado sus viviendas, ocupando terrazas y tendederos como remedio a la escasez de espacio. Han solucionado unos problemas, sin ser conscientes de que creaban otros. El caos, la falta de reglas, la...